Mantenimiento baño

Mantenimiento

Las fichas de los materiales contienen toda la información necesaria para el mantenimiento de las superficies.

Enchapado

Modelos disponibles:
Habi, Rivo, Aquo

Limpieza.
Para el mantenimiento normal de los productos de madera, pase un paño suave o el paño de microfibra vendido por nuestros revendedores humedecido con agua, con un movimiento que siga la dirección del veteado. Para una limpieza más profunda, utilice el mismo paño añadiendo al agua un poco de detergente no abrasivo; luego enjuague con el paño bien estrujado y seque muy bien todas las superficies.

Evite:
- el uso de productos agresivos como alcohol, quitamanchas, diluyente, acetona, tricloroetileno, amoníaco o lejía;
- el uso de productos abrasivos;
- la exposición de los muebles de baño a los rayos directos del sol, para retardar el proceso de variación del color que la madera y las pinturas pueden sufrir a lo largo del tiempo.

Lacado

Modelos disponibles:
Habi, Rivo, Lagu, Idro, Aquo

Limpieza.
Para el mantenimiento normal de los productos lacados, pase un paño suave y detergentes no abrasivos, o bien simplemente el paño de microfibra vendido por nuestros revendedores. En caso de manchas resistentes se puede utilizar, sólo para los lacados brillantes, alcohol etílico muy diluido. Limpie inmediatamente los líquidos que entren en contacto con los productos lacados a fin de evitar la formación de manchas persistentes.

Rayas en el barniz.
En caso de leves rayas causadas por golpes en el barniz, utilice un envase de barniz para el retoque.

Evite:
- el uso de acetona, diluyente, tricloroetileno, amoníaco, alcohol etílico (este último puede utilizarse sólo diluido para las puertas brillantes);
- el uso de cremas abrasivas o lana de acero, ya que rayarían la superficie irreparablemente;
- la exposición de los muebles de baño a los rayos directos del sol, para retardar el proceso de variación del color que la madera y las pinturas pueden sufrir a lo largo del tiempo.

Melamina

Modelos disponibles:
Habi, Rivo, Aquo

Limpieza.
Para el mantenimiento normal de los productos de melamina, pase un paño suave y un producto detergente neutro, o bien el paño de microfibra vendido por nuestros revendedores. En caso de suciedad más resistente, use cepillos suaves y/o esponjas, con detergentes líquidos o neutros. Luego elimine los residuos de estos productos con un paño seco para evitar la formación de estrías o manchas opacas.

Manchas de cal.
Para las superficies, use detergentes que contengan ácidos débiles (ácido acético al 10-15%, ácido cítrico diluido). Para las manchas de cal leves puede ser suficiente usar una esponja humedecida con agua tibia o un poco de vinagre.

Evite:
- el uso de lana de acero, productos que contengan cremas abrasivas o detergentes en polvo, porque pueden afectar el brillo de la superficie
- el uso de acetona y diluyente.

Cristal

Modelos disponibles:
Font

Limpieza.
Para lograr una buena limpieza es suficiente utilizar un paño húmedo y suave y detergentes no abrasivos. No utilice lana de acero, sustancias abrasivas ni detergentes en polvo.

Atención: evite los golpes para prevenir roturas.