Scavolini en Italia

En todos lados, cerca del público con excelentes servicios

La política distributiva es una de las claves del éxito de los productos Scavolini.
Son dos las directrices del eficaz sistema de distribución que la empresa ha puesto en práctica para confrontar directamente la calidad de la marca y los consumidores: la capilar distribución de puntos de venta en el territorio nacional que facilita la visión y el análisis de sus cocinas a la mayor cantidad de potenciales compradores, y la cualificación de los Revendedores, preparados para satisfacer todas las exigencias de los clientes con instrumentos adecuados y un amplia gama de servicios pre y posventa.

Con una red de distribución en Italia de más de 1.000 tiendas seleccionadas, cuya imagen interna y externa es reconocida por todos gracias a un fuerte impulso empresarial, en todos lados Scavolini está cerca de su público de compradores.
Los socios distributivos a quienes confía la venta de sus cocinas son operadores cualificados listos a percibir exigencias y a proporcionar todo tipo de asistencia; revendedores que se encargan de ilustrar la calidad y oportunidades de cada modelo y a "proyectar" con los clientes las composiciones más adecuadas: gracias al uso de instrumentos informativos, visuales y operativos (catálogos, exposiciones, audiovisuales, muestras de materiales, informática) que brindan al cliente la oportunidad de elegir y realizar, con plena satisfacción, su cocina ideal.

La profesionalidad de Revendedores capaces de expresar óptimamente el potencial de la marca y del producto ha aumentado a través del tiempo gracias al proyecto de varios años "Juntos para crecer" que Scavolini ha iniciado en 1994: un ciclo de workshops reservado al ámbito de los Revendedores Scavolini, donde se profundizan específicamente temas que conciernen las técnicas de venta, el control de gestión y marketing para poder afrontar, con las estrategias correspondientes, las situaciones de mercado en continua transformación.