Respeto y protección del medio ambiente

Tutela Medioambiental

Trabajar con el diseño significa imaginar nuevos modos de hacer los espacios más bellos y disfrutables. Scavolini lo sabe muy bien y afronta con la misma actitud una idea de "espacio" que llega a abarcar la gran casa que todos compartimos: el planeta Tierra. Mediante el uso responsable de los recursos, el uso de energías renovables, la recuperación de los materiales de desecho. Todas estas medidas tienen un común denominador: Scavolini Green Mind.

Desde siempre, para Scavolini la tutela del medio ambiente es una prioridad. Ayer con acciones más simples, hoy con otras cada vez más importantes e incisivas como, por ejemplo, la producción de energía limpia mediante un equipo fotovoltaico que provee el 90% de nuestra demanda energética y, cuando ésta no llega a ser suficiente, el uso de energía certificada de fuentes renovables.Además, para las estructuras de las cocinas y para muchos otros elementos, Scavolini emplea exclusivamente el Panel Ecológico F****, fabricado con materias primas posconsumo y con las emisiones más bajas de formaldehído certificadas por la Cosmob Qualitas Praemium: Indoor Hi-Quality, certificación que atestigua las bajas emisiones de VOC (entre las que se encuentra el formadehído) a través de controles periódicos y continuados tanto sobre el producto como sobre el proceso productivo.

Tantos “pequeños gestos” que, en conjunto, contribuyen a mejorar el medio ambiente.

Energía

El consumo de recursos energéticos (en particular, de energía eléctrica) es muy importante para una empresa de grandes dimensiones como Scavolini.
La empresa utiliza desde hace varios años exclusivamente energía procedente de fuentes renovables en sus actividades.
Para ello, ha instalado sobre la cobertura de sus establecimientos una gran planta fotovoltaica de última generación. Este proyecto, inaugurado en octubre de 2011, se denomina Sunload. Cuando no es posible utilizar la energía solar autoproducida, Scavolini opta por utilizar para todas sus actividades energía verde producida de fuentes renovables (certificado COFER).
Además, la empresa tiene siempre bajo un estricto control el consumo de energía eléctrica, y utiliza tecnologías y mecanismos aptos para evitar derroches inútiles.
Asimismo, ateniéndose a lo contemplado por el decreto legislativo 102/2014, ejecuta y comunica periódicamente a Enea un diagnóstico energético en base al cual define los objetivos de mejora en el ámbito energético.

Aire

La qualità dell’aria che respiriamo rappresenta una delle priorità nel rispetto ambientale.
La nostra Azienda effettua attenti controlli periodici sulle emissioni prodotte, al fine di verificare il rispetto dei limiti di legge e ridurre progressivamente le emissioni inquinanti. A tale scopo Scavolini è dotata dei migliori sistemi di filtraggio e abbattimento delle sostanze inquinanti emesse in atmosfera, che consentono di ridurre costantemente l’inquinamento.
En lo que respecta, por su parte, al aire que se respira en casa, Scavolini certifica las bajísimas emisiones de sus productos en términos de contenido de formaldehído y otras sustancias volátiles (COV).

Desechos

Uno de los objetivos de Scavolini es el de reducir la cantidad de residuos destinados a vertedero. A tal efecto, la empresa realiza en sus establecimientos una cuidadosa recogida selectiva, separando más de 30 tipos diferentes de residuos.
Gracias a dicha actividad, Scavolini destina a la recuperación el 90% del total de desechos producidos en sus actividades de producción.
Recuperar desechos significa valorizar los materiales correspondientes a fin de reutilizarlos en otros procesos productivos o aprovecharlos para obtener energía.
Entre los desechos obtenidos durante el proceso de producción, los que más se recuperan son: papel, cartón, madera, cristal, metales y plástico.
Por ejemplo, el papel y el cartón se utilizan para producir nuevos embalajes o papel reciclado; la madera se utiliza como material para la producción de tableros, el plástico para la producción de nuevas piezas.

Agua

La empresa presta atención al consumo de los recursos hídricos (cuyo uso es muy limitado), mediante un control constante y la adopción de todas las medidas necesarias para evitar los derroches.
Además, las reservas destinadas a la prevención de incendios se abastecen con cuencas de agua pluvial.
De esta manera, la empresa pone en acto un “reciclo natural” que impide el cosumo de agua potable del acueducto.

Papel

La empresa está atenta al consumo de papel de impresión, para ello ha implementado una serie de acciones destinadas a la reducción general, seleccionando papel y proveedores de impresión de gran valor ecológico.
Recientemente, Scavolini ha puesto en marcha un importante “proyecto de digitalización” que garantiza un gran ahorro de papel con el objetivo de reducir su uso en los procedimientos internos.
El proyecto consiste en transferir la mayoría de las comunicaciones internas y externas, con la red de venta y los proveedores, de la tradicional manera impresa a los sistemas de comunicación digitales (por ejemplo a través de los portales intranet y extranet).
Además, con la decisión de imprimir las Fichas de Producto, los Manuales de uso y mantenimiento, y los Manuales de Montaje en la misma empresa se ha logrado reducir aproximadamente un 50% el consumo de papel. En efecto, este procedimiento permite imprimir toda esta documentación exclusivamente en el idioma del país destinatario del producto.
Para su documentación interna Scavolini utiliza sólo papel reciclado o procedente de bosques administrados de manera sostenible, contribuyendo así a la reducción del impacto medioambiental relacionado a la producción de papel y a su eliminación después del uso.
La producción de papel reciclado permite también un ahorro energético de 3.600 Kcal/Kg respecto del papel producido con materia prima (fuente Legambiente).

Impresión con impacto cero

Scavolini es la primera empresa italiana que se ha sumado a la iniciativa "Climate Neutral Printing" destinada a calcular, reducir y compensar las emisiones de CO2 que genera el centro de impresión de la empresa.
Gracias a un instrumento de “carbon balancing” —desarrollado por ClimatePartner según los requisitos de la norma internacional ISO 16759 que cuenta con homologación SGS— la empresa ha podido calcular las emisiones de anhídrido carbónico que se generan para reducirlas mediante la optimización de los dispositivos, además de compensar las emisiones de CO2 mediante la participación en un proyecto medioambiental. Concretamente, gracias a la impresión “climáticamente neutra”, Scavolini contribuye a la compensación de más de 181.600 kg de anhídrido carbónico mediante certificados de reducción procedentes de un proyecto de construcción de la centra hidroeléctrica de Hamzali, en Turquía.
El método de cálculo y análisis utilizado por Canon en el que se tiene en cuenta la electricidad, el tóner y el consumo de papel, respeta todas las especificaciones de compensación de dióxido de carbono previstas en la norma ISO 16759:2013, con arreglo a las normativas PAS 2050 e ISO TS 14067, que contienen los requisitos específicos para la impresión.